Foro independiente de profesionales habilitados

Seguridad privada




No estás conectado. Conéctate o registrate

Foro independiente de profesionales habilitados  » Opiniones,información y formación » Armamento » LA CORRECTA ELECCIÓN DE UN ARMA DE DEFENSA Y SEGURIDAD

LA CORRECTA ELECCIÓN DE UN ARMA DE DEFENSA Y SEGURIDAD

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Juanito

avatar
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR
Por: Ernesto Pérez Vera
Instructor de Tiro Policial y Defensivo

La elección de un arma de fuego para el servicio policial o para la defensa, es algo más complicado de lo que parece, son muchos factores los que deben determinar la elección entre los distintos productos que el mercado actual ofrece, que no son pocos.

Una vez que hemos dirimido si optamos por un revólver o una pistola, hay que empezar a decidir entre que marca y modelo, ésta es otra tarea trascendental. Para ello el agente policial debe tener la suficiente información de cuanto se mueve en el mercado, si careciera de esa información, debería buscar asesoramiento en un instructor de tiro policial y de defensa, digo: INSTRUCTOR.

Con frecuencia, veo y oigo a agentes que aconsejan comprar determinadas armas, alegando que por el precio de venta sería una buena adquisición, en esos casos se refieren casi siempre a armas antiguas y con mecanismos obsoletos y alejados de los que un arma de defensa debe poseer. Esos consejeros se han erigido en expertos, o bien tienen un oscuro y escondido propósito de lucro para cobrar una comisión en la venta del arma. Me refiero a los que aún siguen aconsejando comprar pistolas: Astra 300, Star S, SS, D, DKL, Cub, etc., todas de 9 m/m Corto o incluso del calibre .22LR ó 7,65 m/m, calibres, todos ellos, de escasa eficacia para defensa y con mecanismo solo de simple acción. A ver, esto sería como si un amigo quiere comprar un coche y tratamos de convencerlo de que compre un SEAT 850, y alegamos en su favor que gasta poco combustible y que su precio es muy bajo.

Otros simplemente aconsejan comprar esas armas por que las ven salir a buen precio en las subastas de armas que se hacen en las Comandancias de la Guardia Civil. Estos últimos consejeros, no suelen tener mala fe al sugerir la adquisición de esas armas para uso defensivo, lo que ocurre es, que simplemente no saben nada del asunto, aunque seguramente llevan muchos trienios de antigüedad en la “empresa”

En otros casos se da como consejo, el adquirir armas muy grandes, que tengan cañones de cinco o más pulgadas, para así tener más precisión; bueno, es cierto, esos cañones deberían de ofrecer mas precisión, ahora bien, ¿Quién porta muchas horas al día muchos días al año un arma de esos pesos y tamaños? Al final esas armas acaban siendo abandonadas en un cajón o armero de seguridad, y en el mejor de los casos, será usada solo para tiro de entretenimiento o deportivo, pero no para el fin que primitivamente llevó a su poseedor a adquirirla, o sea, defensa y seguridad.

Se debe tener en cuenta el tamaño de la mano del tirador, eso es algo que no siempre se tiene presente, y por eso, se ven por galerías de tiro y en unidades policiales a agentes con armas muy grandes y con manos pequeñas o viceversa. Esto se ve más frecuentemente entre las mujeres, las cuales suelen tener manos más pequeñas que los hombres y que sin embargo reciben de dotación el mismo arma que cualquier compañero varón.

Deberían las Jefaturas de todos los Cuerpos de Policía de nuestro país, tomar ejemplo de muchos departamentos de policía norteamericanos, en los cuales se tienen en dotación varias marcas y modelos de armas, con la intención de dar a cada agente el arma más acertada por su condición física. No obstante, existen cuerpos de Policía Local en nuestro país, cuyos jefes se han dejado asesorar técnicamente por los agentes experimentados que tienen en sus plantillas. Se me viene a la mente el caso de la Policía Local de Aranjuez (Madrid), en cuya plantilla existen varias marcas y modelos, para del modo más oportuno dotar a los agentes del arma más acorde a su condición física, o en su caso para ser sustituida el arma principal por otra secundaria en atención a averías o servicios de paisano, o incluso, por que no, para acudir a competiciones deportivas policiales.

Otro factor a tener en cuenta, es que el agente que va adquirir el arma o la unidad que las va a adoptar de modo oficial, llegue a comprender todos los sistemas de mecanismos de disparo que existen en el mercado, así como sus ventajas e inconvenientes, me refiero a las armas de solo simple acción, de solo doble acción, de acción mixta -que posee los sistemas de S.A y D.A.-, sistema clásico de Glock como Safe Actión, etc., etc.

Del calibre a seleccionar no diré nada en cuanto a las armas de dotación, pues como en el caso de Andalucía, la Ley de Coordinación ya establece que para pistolas debe ser de 9mm Parabellum y para los revólveres del calibre .38 Especial, dejando a elección de cada Jefatura, la elección de uno u otro tipo de arma. Y a niveles de los Cuerpos Estatales, el tema está ya también cerrado desde hace años con el calibre 9mm Parabellum.

Sí diré, que si la adquisición del arma se efectúa a nivel privado y para la defensa del agente -en horario en el que esté franco de servicio-, es aconsejable que seleccione un calibre que además de proporcionar una buena capacidad balística, también sea de fácil adquisición en armerías y galerías de tiro por parte del usuario; de ese modo, podrá tener munición con facilidad y podrá entrenar con la frecuencia que requiera la necesidad de estar siempre habituado al arma. Desde el punto vista logístico, también será muy acertado tener en el arma privada el mismo calibre que en el arma de dotación oficial, en consecuencia, podremos adquirir munición para ambas armas con la misma facilidad y comodidad.

Conozco casos de compañeros que compraron armas del calibre .357 Magnum o del calibre 10 m/m Automático, eran agentes que ni sabían de armas ni les gustaba entrenar, pero les pareció “goloso” tener un arma grande y contundente con calibres potentes, de los cuales no sabían nada, eso sí, alguien en una película de TV, les dijo que eran “la caña de España”. Si ya de por sí no les gustaba entrenar, menos aún les gustó cuando la primera vez que fueron a comprar munición les dijeron: 1º.- que no tenían munición y que debían pedir al distribuidor, con el consiguiente tiempo de espera, y 2º.- y más desmoralizador, el precio, el precio de la caja de 50 cartuchos. ¿Qué pasó?… ¿Qué hicieron esos compañeros? Pues pasó, que durante años usaron en el cargador los primeros cartuchos que compraron, muy de vez en cuando dispararon algunos cartuchos, pero con “cuentagotas”, porque volver a comprar era caro y además debían esperar mucho tiempo hasta que la armería de su ciudad volviera a realizar otro pedido. En fin, pasó lo que tenía que pasar.

Al menos el compañero que eligió el calibre .357 Magnum, se dejó aconsejar y entrenaba con algo más de frecuencia. Para entrenar, usaba munición del .38 Special, (compatible en revólveres recamarados al .357 Mg) dicha munición, es barata y fácil de conseguir en tiendas. Con suerte, incluso la recibía como regalo, pues es una munición abundante en estamentos deportivos y policiales.

Una vez elegido el arma, ya sea para trabajar o para portar en horas de “no servicio”, sería aconsejable acompañarla de la funda adecuada, pues a veces vemos por ahí a personas con armas de máxima calidad portadas en fundas de pésima calidad y nula o poca seguridad. A esto de la funda casi nunca se le presta la atención debida y es tan importante o quizás más que el propio arma ¿De qué sirve tener una pistola de 1000€ en la cintura, en una funda de 10€, si en el momento que el “malo” te ataca, no eres capacaz de encontrar el arma? No crean que eso es exagerar, lo veo cada vez que voy a tirar con determinados agentes, a los que la funda/arma, se les pasea por casi todo el contorno de su cintura en el momento que hacen 5 flexiones en el suelo y corren 10 metros. No quiero pensar donde acabaría el arma si tuvieran que correr 200 metros detrás de un delincuente, saltar un muro o alambrada, y después forcejear.

Así pues, existen en el mercado infinitas marcas y modelos de fundas, desde las más sofisticadas a las más sencillas y económicas, fundas que requieren de un “curso” para entenderlas y desactivar sus mecanismos de seguridad y otras que carecen de todo respeto por la seguridad del arma y su portador. Yo recomiendo fundas de materiales rígidos como el Kydex o similares y con niveles de retención pasivos o nivel I para portar bajo la ropa y de nivel II para servicios de uniformados. Puede ser una ventaja portar fundas de hasta nivel III de retención, si bien ese tercer nivel solo creo que sería necesario en determinados casos como riñas tumultuarias, ferias, manifestaciones, etc., en cuyo caso se podrían activar –los mecanismos de nivel III- de modo muy sencillo con un leve toque de dedo. Yo personalmente uso una funda con dos niveles de seguridad o retención pero solo dejo activado el primero pues eliminé, de modo “artesanal”, el segundo nivel.


http://noticiasvigilantes.foroactivo.com/escoltas-f9/la-correcta-eleccion-de-un-arma-de-defensa-y-seguridad-t1098.htm


_________________
Normas del Foro. Pincha Aquí
Si algun usuario quiere habilitarse para el Restringido, tiene que mandar una imagen del TIP o del Provisional a los correos: administrador@agentesdeseguridadprivada.com // forodeasp@hotmail.com
O bien por mms al 662624242. No olvidar de indicar el Nick de usuario para poder dar el acceso en la mayor brevedad posible.
Imprescindible tener un mínimo de 20 post para poder acceder a ellos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.